Un Poderoso Poder

“Todo lo estaba sintiendo con una intensidad tal que se me movía el piso; casi podía ver cómo caían los pancles de hielo y se iba derritiendo mi coraza. Por la noche casi no podía dormir; de repente me llegaban imágenes reveladoras y me seguían cayendo más veintes.”